Helado de chocolate

Son las 7,30 de la tarde y Sebastián quiere helado no le hacemos caso, sigue pidiendo, le hacemos caso y nos apura, nos bajamos del auto y repite muchas veces con su voz aguda: ¡helado de chocolate, helado de chocolate, de chocolate, de chocolate, chocolate! Es su preferido, toma con entusiasmo su helado, se mancha la camisa del colegio y también la corbata, pedimos más servilletas y un vaso más grande para meter el vaso más chico que contiene el helado, siempre en vaso nunca en barquillo, seria un desastre aún más desastroso. Lo miro, le llega el sol, pienso que tiene las pestañas más lindas que he visto, miro su camisa y me da lo mismo, miro la mesa chorreada y pienso que no la limpiare, no tengo ganas, quiero seguir disfrutando ese helado, el de mi hijo, el que lo hizo feliz.

Anuncios

2 comentarios sobre “Helado de chocolate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s